martes, 30 de marzo de 2010

Festival de Cannes y un poco de su historia: Jacques D´Azur

Falta un poco mas de un mes para dar inicio a una nueva edición del glamoroso festival de cine francés, en donde las red carpets son casi tan esperadas como las peliculas que compiten.

Antes de meternos de lleno en los candidatos, es el turno de hablar de un personaje fashionista de antaño - podríamos decir que él fue quien comenzó con la tendencia - y que su nombre todavía sigue generando noticias.

Su nombre es Jacques D’Azur y nació el 13 de Mayo de 1939 alcanzando la fama casi por causalidad pasando de actor a productor y luego director cinematográfico. Ostenta de ser, ademas un excelente jugador de tenis y pionero de ski acuático, maestro en ajedre, campeón de backgammon y sobretodo bon vivant de tiempo completo conocido por su trabajo en las alfombras rojas y piscinas de la rivera francesa.

Debido a que hay poco registro fotografico de la época, me tome el atreviemiento de ilustrar, después de leer su biografía, su look con colecciones contemporáneas.

Jacques nació bajo el nombre de Jacques DÁzur en Cap d´Antibes en las afueras de Cannes, Costa Azul Francesa. Su madre fue una actriz proveniente de una acaudalada familia belga que se mudó a la Rivera Francesa después de la primer guerra mundial. Allí conoció a Maurice D´Azur, un instructor de tenis local, quien habría hecho una fortuna enseñando a las estrellas de cine durante los primeros festivales de Cine de Cannes entre 1920 y 1938.

Jacques creció en las playas de la Costa Azul, haciéndose experto en ski acuático, tenis, backgammon, música y cine. Estrellas del cine y la música internacional eran visitas regulares en la casa de los D´Azur, y su presencia marcó el temprano desarrollo de Jacques.

Gustaba de outfit sencillos, donde primaban los colores del mar: blanco, celeste y arenas como favoritos.

A los 17 años, su padre lo mandó a explorar el mundo real afuera de la Rivera – una tradición familiar de los D´Azur. Jaques retornó tres años después y aunque Jacques rara vez hablaba de sus tres años afuera de Cannes, muchos rumores han circulado.

Después de su regreso a Cannes, Jacques fue directo a trabajar, aunque no era conciente de que estaba trabajando. En una típica mañana cálida, Jacques estaba tendido junto a la pileta del Hotel Carlton mientras se filmaba una película.

Entre sus amigos se comentaba que el 45 era su número de la suerte.

Accidentalmente, terminó apareciendo en el fondo de una de las escenas de la película que se llevaba adelante en la pileta. Su carisma, sin embargo, era tan extraordinario que su papel como extra tendido junto a la pileta le mereció una nominación como mejor actor de reparto al año siguiente en el Festival de Cine.

1959 fue el año en que Jacques debutó en la alfombra roja. Los archivos dicen que, en cuanto puso un pie en la alfombra roja, los fotógrafos presentes se volvieron locos.

Imponiendo tendencia: totally white y handbag importante.

Los cuatro últimos años de la década de los 50 fueron los que, podrían decir algunos, cementaron el reinado de Jacques en Cannes. Fue tentado para todos los papeles principales en cada gran película producida, pero Jacques prefería quedarse detrás de cámaras y comenzó a producir en vez de actuar.

La década del sesenta marcó su inicio como productor: la nueva ola francesa había comenzado y Jacques, a pesar de su proveniencia privilegiada y burguesa, era un gran fanático de este movimiento.

Trajes mas sobrios a la hora de las reuniones de producción.

Jacques D’Azur se convirtió en une leyenda de Cannes. Con los años, esa leyenda creció. Muchas famosas estrellas de cine que venían al festival por primera vez se mostraban ansiosas por obtener el autógrafo de Jacques. Se dice que era la estrella de cine de las estrellas de cine. Poco conocido más allá de la Rivera francesa y los puntos más entretenidos del mundo, su notoriedad falló en viajar más allá y solo ahora está comenzando a ser apreciado.

Noches de driks con amigos. Nunca abandonó su elegancia y simpleza a la hora de vestirse.

A los 70 años de edad, Jacques todavía aparentaba tener la vitalidad - y el aspecto - de los 30. A fines de los 80´, comenzaron a crecerle algunos distinguidos cabellos grises. Lejos de delatar su edad, se convirtió en una moda en la Riviera – en pocas semana respetados bon vivants de 20 años de edad comenzaron a teñirse algunos mechones de blanco

Luego de volar a su casa en Tahiti, una de las tantas que tenía en las locaciones más entretenidas del mundo, Jacques salió a navegar con su yate ‘Bridgette et Anna’. Su último contacto radial fue el mensaje:

“Me he cruzado con un isla no descubierta. Increíblemente, todas sus habitantes son mujeres hermosas.”

Su ubicación no pudo ser determinada. No se establecieron más contactos con él y en la búsqueda extensiva realizada no se encontraron restos de su yate o de Jacques.

Esta repentina desaparición tiene preocupados a las celebs y demás organizadores del Festival.

Cual es el actual paradero de Jacques? Lo veremos en la red carpet de este año? Seguirá mostrando su buen gusto a la hora de vestirse?

La respuesta, en breve.

Saludos gente!

5 comentarios:

matichica dijo...

Qué interesante cobertura, GO!nza..
Muy buena la idea de ilustrar con imágenes actuales, me encantó todo!
Besitos:>

turquesa dijo...

no estaba ni enterada de ese señor....hay personas que destilan glam, es asi!!

A. Morgan dijo...

Estas hecho un fenómeno. Bss

Felipa! dijo...

pero Gon!!! te re investigaste todo para este post jaja
Copados los outfits, todos super ponibles :)

y me dejaste con la intrigaaa!! donde se metió????? jajaaj

besotes!

KATHY dijo...

que bueno este post !!! perfecto...mejor impossible!!! besos